viernes, 3 de diciembre de 2010

De saltar

Acércate cuando esté sobrio. Pide pide pide y no pares de pedir. Sé de esas chicas que no sé si querrán volver a verme al despedirse. Anochece en mi cama. Dame la espalda para dormir. Vuélvete para ver si estoy despierto. Acurrúcate en mis olvidos. Tira de la manta y tapa mis heridas. Desnuda mis misterios. Amanece en mi cabeza. Desayúnate mis miedos. Úsame como perfume, del barato, y derróchame. Escápate por la ventana y vuelve para comer. No me traigas nada. Ven con alguien y échale delante mía. Merienda mis mentiras. Sácame a paseo y suelta la correa. Espérame ya en casa. Cierra la puerta antes que llegue. Hazte la dormida y ríñeme por no traer al menos flores. No me dejes que te mime. Perdóname antes de despertarte. Sonríele al sol conmigo. Déjame irme y espérame en la puerta. Nunca uses punto y final.

11 comentarios:

  1. Desayúnate mis miedos y cómete mis fracasos...como me gustaría...pero parece que el mundo últimamente tiene bulimia.
    A mi tampoco me gustan los punto finales, ni los puntos seguidos, ni los puntos y comas. El pensar qué vendrá detrás me aterra. Prefiero una vida llena de asíndeton...


    *Echaba de menos deleitarme con tus textos...dame_hume ahora me deja a medias...

    ResponderEliminar
  2. Perdoname antes de que amanezca.
    Me quedo con esta, aunque como siempre, todo el texto en si es GENIAL

    ResponderEliminar
  3. ...como que si esa chavala se pone a bailar,
    acabará bailando todo el bar, así es mi estilo."
    L.Bomb!
    Hola :)

    ResponderEliminar
  4. Lo de los puntos suspensivos es una filosofía en alza, jajajja, somos bastantes los que la seguimos :)

    ResponderEliminar
  5. si desayunas miedo luego te da empacho. mejor que haga alguna otra cosa con ellos.



    (té caliente
    para merendar)

    ResponderEliminar