sábado, 18 de diciembre de 2010

Ne me quitte pas

¿Y si tú te vas a quién voy yo a ver? ¿A quién voy a querer defender? Porque no es justo que a tí te toque perder y prometo que aquí estoy yo para hacerte creer. Me como por dentro y fuerzo la sonrisa. Y río contigo para espantarte el miedo. Y me derrumbo solo aquí, donde puedo abrazar el suelo. Y le pido a él que no me dejes. Que no nos dejes. Que no hay consuelo. Porque yo tampoco quiero ver cómo se te cae el pelo. Ni cómo pierdes fuerzas en mi anhelo. Yo te presto todas las mías si me prometes que no voy a necesitar publicar otro deseo. Que me las vas a devolver y voy a dejar este rapado del que me hice reo..

3 comentarios:

  1. Cuánto duele que la frustración y el sufrimiento se transformen en palabras que no nos salvarán de nada...

    ResponderEliminar
  2. cada ves que paso por aqui y descubro algo nuevo continuo en el asombro que me produce cada cosa que fabricas, me gusta.. me llega me asombra!!
    saludos!

    ResponderEliminar