lunes, 28 de febrero de 2011

Y la factura que la pague el corazón

La tendríais que ver conmigo. Ahí si que está guapa. Es como si toda ella brillase aún más cuando sonreímos al unísono. Y nos ocultamos las locuras que hacemos. Porque siempre hay miedos y nosotros preferimos que esto siga siendo un juego. Nos miramos, y todo da muchas más vueltas. Y me mareo con tanta risa. Con tanto diente tonto y tanta brisa limpia. La busco por instinto y ella lo adormece con su dedo haciendo círculos. Y paro de pensarla más que de no hacerlo. Si me voy recuerdo almas perdidas en cuentos un tanto cortos para contar mentiras. Y si viene trae poesía a cada esquina.

2 comentarios:

  1. de lleno! sutil y magico, no se si es lo que mas se asemeja a este texto pero es lo que me viene a la cabeza, magcio..

    ResponderEliminar