miércoles, 25 de enero de 2012

El amor es un bucle que se amplifica cada ciclo

Y nunca deja de sorprenderme. Ha estado ahí toda mi vida y aún hoy sigo alucionando cuando aparece. Durante casi toda mi vida lo he buscado y me he aferrado a él cuando lo he encontrado. A las buenas y a las malas. Pero nunca ha dejado de merecer la pena. Siempre he encontrado en cada nuevo amor un nuevo mundo por descubrir.

Y puedo estar seguro de que no creo en buscar un prototipo de mujer, porque aún hoy me siguen sorprendiendo las cosas que pueden gustarme de ellas. Desde una timidez no fingida ante cualquier gesto; a un movimiento de valor a su favor. He aprendido que todas y cada una de las mujeres son únicas en su totalidad pero casi similares en su esencia. Y que rara vez buscamos lo que ya tuvimos.

2 comentarios:

  1. Qué bueno eres joder... qué enorme.

    ResponderEliminar
  2. No sé hasta qué punto ha llegado a sorprenderme algo así.

    ResponderEliminar