martes, 22 de mayo de 2012

In the end

Cuando te vayas puede que me falte un poco más el aire. Que se escurra entre mis dientes si ya no los tapa tu lengua. Que tenga que aprender a respirar sin sumar oxígeno y tu pelo. Cuando me faltéis tú y tus manos puede que vuelva a tropezar con todo y bailar farolas. Que intente abrazar paredes y saltear precipicios. Que ya no sepa a qué agarrarme ni en qué cuello posarme. Cuando te vayas puede que me acostumbre a ser quien ya no te saca esa sonrisa. Ni tampoco esa mirada. Que ya no tenga excusa a mi locura. Ni compañía en mis excesos. Ya no nadaré en tus ojos ni despintaré tus labios. Ni siquiera tendré tus buenos días o me dormiré en tus noches. Olvidaré principios y lucharé conmigo mismo para no retrasar finales. Cuando te vayas venderé este alma y hasta mudaré de piel. Pero mientras tanto pienso seguir enamorándote.

No hay comentarios:

Publicar un comentario