jueves, 30 de diciembre de 2010

Animales

Los tipos como él no reconocerían al amor de su vida ni aunque lo tuvieran delante. Tienen tanto miedo a luchar que hacen lo inimaginable para pensar que no es así. Que nunca les unirá algo más que las manos que comparten a menudo y esa chaqueta con su incesante olor a sueños rotos. Habitaciones de hotel, cenas baratas y sonrisas a media voz. Aunque después del desayuno probablemente nunca vuelvan a cruzarse y cada uno seguirá su vida como antes. Y sin embargo, también saben que eso es lo que lo hace aún más mágico. Regalándose pasión, besos y algún que otro piropo ya usado es como simplifican todo a la esencia de la necesidad humana, a convertirlos en lo que verdaderamente somos.

lunes, 20 de diciembre de 2010

Y los ojos del color de 27 mares

Y mientras yo me cuelgo de tu ombligo tú te sueltas de mi mano. Coges una pala y desentierras cada una de las cosas que yo ya creía olvidadas. De puntillas por tu espalda las esquivo y parpadeo entre tus brillos. Me miras, sonrío y no me fío de este frío que me hiela si tu destino no es el mío. Vacias mi vacío y enloqueces con mis desvaríos. Me escurro entre tu límite y mirada, salto, aterrizo y te repito que estoy vivo. Que voy a todo o nada. Y desconfío de mi estilo. De tu miedo a comprender la palabra mío. Porque nadie es de nadie pero para tí seré ese tío que por serlo acabará llorando un río.


sábado, 18 de diciembre de 2010

Ne me quitte pas

¿Y si tú te vas a quién voy yo a ver? ¿A quién voy a querer defender? Porque no es justo que a tí te toque perder y prometo que aquí estoy yo para hacerte creer. Me como por dentro y fuerzo la sonrisa. Y río contigo para espantarte el miedo. Y me derrumbo solo aquí, donde puedo abrazar el suelo. Y le pido a él que no me dejes. Que no nos dejes. Que no hay consuelo. Porque yo tampoco quiero ver cómo se te cae el pelo. Ni cómo pierdes fuerzas en mi anhelo. Yo te presto todas las mías si me prometes que no voy a necesitar publicar otro deseo. Que me las vas a devolver y voy a dejar este rapado del que me hice reo..

miércoles, 15 de diciembre de 2010

De colgar(me)

Y me quedé colgado de una cintura que no era mía. Colgado de unas manos que pensaba podía conquistar. De esas caderas que parecían latir al mismo ritmo. De esa ironía que enloquecía al más cuerdo y a mí loco hipnotizaba. Esa forma de mostrar lo especial en lo más simple, de conocer lo complicadamente sencillo. De sacarme la cara más boba y querer mostrársela. Sus maneras de alejarme para que me acercase y sólo echarme. Y lo grito a 4 vientos. Y ahora voy a donde huela a ella. Allí donde no pesan decepciones y la lluvia borra mis huellas.

viernes, 3 de diciembre de 2010

De saltar

Acércate cuando esté sobrio. Pide pide pide y no pares de pedir. Sé de esas chicas que no sé si querrán volver a verme al despedirse. Anochece en mi cama. Dame la espalda para dormir. Vuélvete para ver si estoy despierto. Acurrúcate en mis olvidos. Tira de la manta y tapa mis heridas. Desnuda mis misterios. Amanece en mi cabeza. Desayúnate mis miedos. Úsame como perfume, del barato, y derróchame. Escápate por la ventana y vuelve para comer. No me traigas nada. Ven con alguien y échale delante mía. Merienda mis mentiras. Sácame a paseo y suelta la correa. Espérame ya en casa. Cierra la puerta antes que llegue. Hazte la dormida y ríñeme por no traer al menos flores. No me dejes que te mime. Perdóname antes de despertarte. Sonríele al sol conmigo. Déjame irme y espérame en la puerta. Nunca uses punto y final.