lunes, 14 de marzo de 2011

About me III

Vivo en constante búsqueda y por eso he perdido muchas oportunidades de conformarme. Soberbio ante contradicciones. Solo gano cuando no tengo nada que perder. Si quiero puedo, así que consigo lo que quiero. Si tu me das yo te doy, pero no me pidas nada antes. Creo que estoy loco, pero suelo ser feliz. Si voy solo ando rápido. Pero llego tarde a todo. Con lo que ese concepto abarca. Y es lo único de retrasado que tengo. No soy capaz de levantar la mano a nadie. Siempre sobrarán mujeres y faltará amor. No soy falso. Ni aunque quisiera. Y mi cara dice mucho más que mi boca. Aquí vengo a quitarme la máscara aunque sea a oscuras. Fumo para atontarme, y no me importa reconocerlo. Me sobra arte y me faltan cubatas. Y no soy lo que ves sino lo que escondo. Me pierde la paciencia, o más bien yo la he perdido a ella. Odio las cuerdas y, por último, me encanta que digan que estoy loco.

viernes, 11 de marzo de 2011

A donde tú quieras

Me reafirmo, lo confirmo y digo que eres la más bonita. Y me derrito una y otra vez entre tus dedos. Me hago dueño de tu boca e intento domar tu pelo. Mi morena, mi gata o mi desvelo. Y en un abrazo llego al cielo. Sudo mil mentiras y las piernas más suaves del mundo dicen que se mueren por mi cuello. Vuelves a besarme y creo que vuelo. Aterrizo en tus caderas, nado dentro de tu ombligo y me seco al sol pensando en dar otro paseo. Hasta del agua siento celos si llega a donde no alcanzan mis dedos. A donde yo encontré mis miedos...

martes, 8 de marzo de 2011

De volver

Estoy volviendo a volverme loco. A sonreir por la calle y contar suspiros. Volviendo a tocarme el corazón y bailarle a sus latidos. A olvidar relojes y despertar sentidos. A hilar palabras antes de dormir, partirlas de camino y despertarme parcheándolas para este sino. A embobarme, buscar testigos y temblar con cada beso cerca de mi ombligo. Volviendo a ser lo que olvidaba que había sido. Y lo que yacía dormido despierta y empieza a hablarme de puertas y destinos. Y como siempre me centro y pierdo objetivos. Y me peleo conmigo. Y con el otro yo que había perdido. ¿O se había ido? Lo único que sé es que ahora está conmigo. Y soy feliz cuando lo digo.

viernes, 4 de marzo de 2011

No toques la manzana

El objetivo es enamorarla sin palabras. Al menos no de estas. Y nunca parar de hacerlo. Cada día un poco más. Y así será. Que me recuerde como el mejor que haya conocido. Y que le cueste demasiado olvidarme. Quiero que mis manos enreden sus caderas y su cintura baile a mi ritmo. Que mi boca sea destino y sus dedos tracen el camino. De querer, quiero que su nombre cambie cada Nadie que escribí. Que sólo haya miedo a vivir y lo olvide cada vez que ella pase por aquí. Que sueñe como yo con revolcarnos en una playa marroquí. Y quiero creer que está pasando así.